La gestión por procesos en el ámbito de la nueva Norma ISO 9001:2015

La publicación el pasado mes de septiembre de la nueva Norma ISO 9001:2015 supuso un importante cambio con respecto a versiones anteriores de la norma.

Uno de los cambios más significativos está relacionado con la gestión de los procesos. Si bien la gestión por procesos ya era un concepto introducido en versiones anteriores de la Norma, con esta nueva revisión se pretende darle mayor protagonismo dentro de la gestión de la organización, al citarlo explícitamente como uno de los requisitos del Sistema de Gestión de la Calidad (4.4. Sistema de Gestión de Calidad y sus procesos). Todas las actividades desarrolladas por una organización pueden (y deben) considerarse procesos.

  • Un proceso se puede considerar como una actividad o conjunto de actividades que utiliza recursos y controles para permitir que los elementos de entrada se transformen en resultados (salidas). Con frecuencia nos vamos a encontrar que los resultados de un proceso van a constituir los elementos de entrada de otro u otros procesos.
  • La gestión por procesos implica, pues, la necesidad de la identificación de los procesos de la organización y cómo éstos se interrelacionan entre sí; el análisis de los resultados de cada uno de los procesos y sus tendencias y cómo contribuyen al logro de los resultados planificados y a la identificación de oportunidades de mejora.

ISO 9001:2015 - Norquality

 

Con respecto a esta gestión por procesos las novedades más significativas que presenta esta nueva versión de ISO 9001:2015 son:

  • Se introduce la gestión por procesos como un requisito más del sistema de gestión (cláusula 4.4.1)
  • La necesidad de determinar las entradas requeridas y las salidas esperadas de los procesos (4.4.1. a)
  • Se menciona explícitamente el uso de indicadores de desempeño para el seguimiento y control de los procesos (4.4.1.c)
  • Obligación de determinar los recursos necesarios y asignación de las responsabilidades y autoridades para los procesos (4.4.1 d y e, 7.1.2. , 7.1.3 y 8.1)
  • Identificación de riesgos y oportunidades asociados a los procesos. Esta es la novedad más importante en cuanto a la gestión de los procesos (4.4.1.f y 6.1).
  • Necesidad de evaluar los procesos e implementar acciones para alcanzar lo planificado y la mejora continua de los procesos (4.4.1 g y h)
  • Necesidad de mantener información documentada sobre la operativa de los procesos y para evidenciar que los procesos se realizan según lo planificado (4.4.2)
  • El punto 6.4. de ISO 9001:2008, “ambiente de trabajo”, pasa a denominarse “ambiente para la operación de los procesos” (7.1.4)
  • Se introduce la cláusula de “conocimiento de la organización”: necesidad de conocimientos necesarios para la operación de sus procesos y para lograr la conformidad de productos y servicios (7.1.6)