Aplicación de la ley de envases

En los últimos tiempos ha habido un incremento en la producción y consumo de envases, por lo que el reciclado de sus residuos es de suma importancia. Para mejorar la conducta de los ciudadanos y concienciarlos sobre su labor a la hora de reutilizarlos y reciclarlos, se ha creado la Ley 11/1997, de Envases y Residuos de Envases.

Esta Ley es de aplicación a todos los productos vendidos y fabricados, que sean envasados susceptibles de llegar al consumidor final en territorio nacional.

Las empresas responsables de la primera puesta en el mercado de productos envasados deben informar de la cantidad total de envases puestos en el mercado el año anterior, indicando aquellos que sean reutilizables. Para llevar a cabo esta comunicación, las empresas de la Comunidad de Galicia utilizarán el formato puesto a disposición en este enlace, que se deberá presentar con fecha limite, el 31 de Marzo de cada año.

Una de las dudas más frecuentes que surge en las empresas, es qué se considera «envase» según la Ley de Envases. Para intentar resolver esta duda se han ido realizando actualizaciones de la Ley, pasando del Anexo 1 de la Ley 11/1997, donde figuraban una serie de “productos que no tienen la consideración de envases”, hasta los ejemplos ilustrativos de la interpretación de la definición de envase con dos listas, una en positivo y otra en negativo contemplados en la Orden MAM 3624/2006 y en la Orden AAA 1783/2013.

Además de esta declaración, las empresas están obligadas a presentar Planes Empresariales de Prevención (PEP) de residuos de envases, en función de la cantidad de envases comercializados a lo largo de un año que sean susceptibles de generar residuo en cuantía superior a las siguientes cantidades:

  • 250 Tn si se trata exclusivamente de VIDRIO
  • 50 Tn si se trata exclusivamente de ACERO
  • 30 Tn si se trata exclusivamente de ALUMINIO
  • 21 Tn si se trata exclusivamente de PLÁSTICO
  • 16 Tn si se trata exclusivamente de MADERA
  • 14 Tn si se trata exclusivamente de CARTÓN O MATERIALES COMPUESTOS
  • 350 Tn, si se trata de VARIOS MATERIALES y de cada uno de ellos no supera, de forma individual, las anteriores cantidades.

Un dato a tener en cuenta por parte de las empresas a la hora de poner envases en el mercado para particulares, es que, de forma obligatoria, serán objeto de declaración y contribución al Sistema Integrado de Gestión de Residuos de Envases (SIG) como, por ejemplo, el que gestiona ECOEMBES para la recuperación de envases ligeros (envases de plástico, metálicos y briks) y envases de cartón y papel.

Proceso de recogida, selección y reciclaje Ecoembes - Norquality

Existe otra opción más compleja para el empresario, que consiste en implantar su propio sistema de depósito, devolución y retorno del envase.